Un apagón masivo deja sin electricidad a toda Cuba tras el paso del huracán Ian, que causó graves daños e inundaciones en la isla

El huracán Ian ha dejado grandes destrozos, inundaciones y cortes eléctricos masivos a su paso por la parte occidental de Cuba.

En la tarde de este martes, las autoridades cubanas informaron que un apagón había dejado sin electricidad a toda la isla.

«El Sistema Eléctrico Nacional tiene una condición excepcional, 0 generación eléctrica (sin servicio eléctrico el país), esta condición complicada se asocia a las afectaciones climatológicas complejas que han afectado la infraestructura del Sistema Eléctrico Nacional», dijo en un comunicado la Unión Electrica de Cuba.

«La falla está dada en los enlaces occidente, centro y oriente, es un proceso complejo que para restablecerlo se trabaja con precisión y se irá restableciendo el sistema eléctrico paulatinamente entre la noche de hoy y madrugada de mañana», señaló la compañía electrica estatal.

Antes del paso del huracán Ian, los apagones ya eran en un problema diario para millones de cubanos, que viven resignados cómo la corriente se va cada vez más a menudo y durante más horas.

Este martes también se supo que al menos una persona murió por los efectos del ciclón. Se trata de una mujer de 43 años cuya vivienda se derrumbó.

El ciclón tocó tierra en la isla en la madrugada del martes con categoría 3, para horas después salir de nuevo al mar con dirección al oeste de la península de Florida, fortaleciéndose a categoría 4.

Ian dejó en Cuba vientos sostenidos de hasta 185 km/h y rachas que llegaron a superar los 200 km/h en algunos puntos, según los registros del Instituto de Meteorología (Insmet).

La provincia de Pinar del Río, en el extremo oeste del país, fue la más afectada con «daños considerables», informó la oficina presidencial cubana vía Twitter.

Allí se produjeron destrozos en viviendas y locales comerciales, cayeron árboles y se cortaron vías de tránsito, según las autoridades, aunque aún no se han publicado evaluaciones específicas de los daños.

Muchas de las personas que viven allí dicen que es el peor fenómeno metereológico que han visto «en su vida», a pesar de que esa región ha sido azotada por al menos tres huracanes en los últimos años.

«Nunca en mis 62 años había visto algo así. Lo hemos perdido todo«, le dijo a la agencia de noticias EFE Maritza Cueto, quien vive cerca del paso de la carretera hacia el poblado de La Coloma.

Por su parte, Héctor Polanco, de 32 años, explicó también a la agencia de noticias que el tejado de su casa, donde vive con su mujer y su hijo de cuatro meses, se vino abajo de golpe en la madrugada.

«Tuvimos que gritar ‘auxilio’ para que vinieran los vecinos a sacarnos«, relata.

La mayoría de los relatos, de acuerdo a los reportes locales y de distintos medios presentes en el lugar, coinciden en el alcance inédito de los daños.

«No he dormido nada, mis hijas (de cuatro y 14 años) están con mi mamá y me quedé vigilando. Pero esto es mucho más de lo que esperaba», explica Yasmani Izquierdo, un panadero de 32 años entrevistado por EFE, quien afirma que el techo de su casa, también ubicada en Pinar del Río, «salió volando» mientras él estaba en el baño.

A estos testimonios se suman imágenes que circulan en los medios oficiales y las redes que dan testimonio de la virulencia de Ian, con tejados destruidos, árboles y estructuras que ceden a la fuerza del viento e inundaciones en varias localidades.

About Author

Diario del País