«Tengo fe en Dios que este virus no será para siempre»

Rodrigo Marte espera que esta situación cambie y pueda retomar su preparación con miras a la clasificación para los JJOO

Rodrigo Marte de la Rosa es un atleta creyente. Es de los que visualiza una luz al final del camino ante toda esta situación que el mundo está viviendo en la actualidad producto de la COVID-19. “Tengo fe en Dios que este virus no será para siempre”, sostuvo Marte a elCaribe por la vía telefónica.

Revela que sueña con ese cambio y así poder reencontrarse con el deporte que tanto ama y que lo llevaba a las puertas de la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio, postergados para el próximo año debido a esta pandemia. “Nosotros, los atletas estamos pasando por un momento muy difícil”, dijo el joven pugilista de Hato Mayor y ganador de la medalla de oro en las competencias finales de los 52 kilogramos de boxeo en los Juegos Panamericanos de 2019 ante el cubano Yosbany Veitía. “Antes de esta situación, nos encontrábamos en una base de entrenamiento en Bogotá (Colombia) como preparación para ir a un clasificatorio en busca de nuestro boleto para los Juegos Olímpicos de Tokio y el mismo se suspendió por la pandemia. Ahí mismo se nos vino todo abajo”, agregó. Marte narra, que al recibir la noticia de la suspensión fue “como si le echaran un cubo de agua fría” por la cantidad de horas de preparación para buscar ese sueño. “El trabajo que hicimos fue en balde. Ahora tenemos que empezar de cero para ir en busca de ese pase a Tokio”, indicó Marte.

Para ampliar esta noticia: Click aquí

About Author

Diario del País

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *