Mascarillas «fashion» para dar «color» a los tiempos oscuros del COVID-19

NUEVA YORK.- Funcionales o creativas, las mascarillas son el accesorio más utilizado entre las pocas personas que estos días caminan por las calles de Nueva York, una fantasmal capital de la moda cuyos diseñadores, a puerta cerrada, se esfuerzan por contribuir su granito de arena en la crisis del COVID-19 y “aportar color en tiempos oscuros”.

Según expresó recientemente el diseñador Tom Ford, presidente del Consejo de Diseñadores de Moda (CFDA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., este sector “ha sido golpeado con dureza desde todos los ángulos” por la pandemia de coronavirus: la cadena de suministro ha sido interrumpida por el parón de actividad y se han detenido en seco los engranajes del comercio minorista, con miles de despidos y ya alguna bancarrota.

Con la población recluida y centrada en problemas más graves que el frívolo “qué me pongo”, marcas de todo el mundo como Burberry, Lacoste, Adidas y Nike, o cadenas asequibles como H&M, han reorganizado su flujo de trabajo para producir mascarillas y otros materiales de protección (PPE) mientras que otras han visto un filón en esta pieza que ha llegado para quedarse, de momento.

Para ampliar esta noticia: Click aquí

About Author

SIN

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *