Los países siguen reactivándose hacia una “nueva normalidad”

A medida que las naciones en todo el mundo relajan las restricciones impuestas para contener la pandemia de coronavirus y reactivan la actividad económica, la gente descubre que “la nueva normalidad” es todo menos normal.

Han surgido algunas realidades: las escuelas, las oficinas, el transporte público, los bares y restaurantes están ahora en la primera línea de la vida posterior al confinamiento. En muchos casos hay actividad de nuevo, pero no como de costumbre.

La forma en que cada uno de esos sectores clave maneje el distanciamiento social y reduzca los nuevos contagios determinará la forma de la vida diaria de millones, mientras los investigadores se apresuran a desarrollar una vacuna que probablemente todavía tarde meses o años en estar disponible.

El regreso a la normalidad varía ampliamente. Migrantes hambrientos en India finalmente pudieron subir a un tren y regresar a sus aldeas de origen para cultivar porque los empleos en la ciudad escasean. Los trabajadores de un crucero varado en el mar durante meses finalmente llegaron a la costa en Croacia. Los acaudalados clientes de Maserati y Rolls-Royce regresaban a las boutiques reabiertas en Beverly Hills.

En Italia, donde la buena comida es parte esencial de la vida misma, los restaurantes y cafés que alguna vez estuvieron llenos enfrentan un gran golpe financiero a medida que reabren bajo reglas estrictas de distanciamiento social. Se pronostica que las pérdidas serán de 30.000 millones de euros (32.000 millones de dólares) este año.

Eslovaquia reabrió teatros, cines y centros comerciales el miércoles, todos con nuevas restricciones en el número de visitantes, a pesar de que sólo ha tenido 28 muertes por COVID-19. Holanda reabrirá bares y restaurantes el 1 de junio.

Para ampliar esta noticia: Click aquí

About Author

Listín Diario

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *