La pandemia no impidió honrar a las madres

La celebración del Día de las Madres no se detuvo ayer, a pesar de las limitaciones provocadas por la pandemia y las tradiciones para este día se desarrollaron como de costumbre.

Mientras unas personas asistieron a los cementerios a visitar y limpiar las tumbas de sus progenitoras fallecidas, otras acudieron a las tiendas a comprar los respectivos regalos.

La tradicional visita a los camposantos se debía hacer con mascarillas para protegerse de la COVID-19, pues si no se portaban no se les permitía la entrada a los visitantes.

Los policías en la entrada se encargaban de que esta medida se cumpliera.

Por igual debían usarla las vendedoras de flores y velones que se ofrecen sus servicios en este día tan especial.

Seguridad ampliada

Además, la seguridad fue ampliada para controlar la entrada y evitar que sucedan robos u otros tipos de cosas.

“Tan’ atendiendo, pendiente de las cosas de las madres”, expresó Mercedes Jiménez, sobre la presencia policial en el cementerio del populoso barrio Cristo Rey.

Al ser abordada por reporteros de este medio, la señora, quien acudió junto a su hijo, dijo que visita la tumba de su madre “a cada rato” y que en esta ocasión había más policías.

Más adelante, otras personas, incluyendo niños y jóvenes, se encontraban limpiando las tumbas de sus familiares, poniendo velones y colocando flores de todo tipo.

Para ampliar esta noticia: Click aquí

About Author

Diario del País

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *