Fondo Paper
Portada

Inacif no realizó la autopsia de Esmeralda

10:55 am febrero 28, 2023 3 min de lectura
Compartir
188 Visitas

El estudio de autopsia de la joven Esmeralda Richiez, de 16 años, que murió desangrada en Higuey y que ha consternado a todo el país, no fue realizada en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), sino en el Instituto Nacional de Patología Forense Doctor Sergio Sarita Valdez, ya que no se reportó como muerte violenta.

Así lo explicaron los doctores Cándido Jiménez y Jairo Medrano, presidente y asesor legal de la Sociedad Dominicana de Medicina Forense, quienes señalaron, además, que en un informe preliminar, como el que se dio a conocer inicialmente en torno a ese caso, pueden cometerse errores, ya que el médico solo va describiendo lo que va encontrando en el cadáver, por lo que siempre hay que esperar el informe definitivo.

Recuerdan que las muertes violentas o médico- legal son las que les corresponden al Inacif, como es el caso de accidentes de tránsito, armas blancas, envenenamientos, intoxicaciones, suicidio, entre otros, y que las demás muertes, corresponden al Instituto Nacional de Patología Forense Doctor Sergio Sarita Valdez, entre ellas, las maternas, las de vigilancia epidemiológica, cuando ocurren en privados de libertad, las neonatales e infantiles y las súbitas.

“Esta autopsia no la hizo el Inacif, que solo procedió a hacer el levantamiento del cuerpo y la evaluación personal del imputado, pero la necropsia la hizo el Instituto de Patología, porque no calificaba como muerte violenta, ya que inicialmente no se involucró arma de fuego o blanca, ahorcadura, sino que según versiones, se presumía aborto y eso corresponde al Instituto de Patología Forense”, explicó Medrano.

Preliminares

Los especialistas recordaron que en todo procedimiento de necropsia existe el resultado preliminar y el informe definitivo, donde pueden surgir nuevas evidencias.

Explicaron que existen los resultados preliminares, porque el forense va escribiendo de acuerdo a lo que va encontrando en el cadáver, pero que en los resultados definitivos pueden surgir otros datos. “En el caso de la jovencita Esmeralda, la población debe entender que los primeros datos que surgieron fueron fruto de un informe preliminar, no final”, dijo Medrano.

Indicó que en un preliminar se pueden cometer ciertos errores, por lo que la población no entiende y empieza a sacar conclusiones de que hay alteraciones.

El dirigente de la Sociedad Dominicana de Medicina Forense dijo que todos los forenses del país son egresados de la misma escuela y tienen la misma calidad de formación, así que no se puede descalificar los informes emitidos por sus compañeros, “porque sabemos de la calidad y la rigurosidad en su ejercicio”.