Empadronadores del censo:“No hemos recibido ni un chele de la dieta’’

Diez días después de que iniciara el  X Censo Nacional de Población y Vivienda, se mantiene un descontento y fuertes críticas del personal que no ha recibido las dietas que la Oficina Nacional de Estadística (ONE) prometió depositar con pagos directos a sus cuentas bancarias de empadronadores y supervisores, según un reporte hecho por el periódico elCaribe.

La empadronadora Alicia Suero afirmó que durante los diez días que lleva censando en la capital más de 20 personas se han negado a ofrecer los datos requeridos para cumplir con su trabajo.

“Yo he empadronado en lo que va el proyecto 180 viviendas y de esas hasta ahora se han negado unas 30 personas en tres urbanizaciones en Distrito Nacional, aun así seguimos avanzando para lograr los objetivos propuestos por la ONE’’, manifestó Suero.

Con notable sentido de responsabilidad, cientos de hombres y mujeres, con tabletas en mano avanzan, subiendo y bajando escalones en los diferentes sectores de la capital para superar en tiempo récord el empadronamiento de sus respectivos bloques asignados para dirigir  sus más de 60 preguntas contenidas en la boleta censal.

Descontento por falta de dietas

La semana pasada, la ONE informó que había depositado viáticos a 27,986 empadronadores y supervisores del censo, lo que es igual al 56 % de los 35 mil colaboradores distribuidos en toda la geografía nacional.

Sin embargo, Perla Rapsa, una empadronadora del censo, que se encontraba en el sector El Invi de la  avenida Independencia de ese sector, manifestó que tanto ella como sus compañeras no han recibido  la dieta correspondiente por parte de la ONE.

“Yo estoy llamando hasta dos veces al día a ver si ya depositaron. Tienen que saber que quienes están trabajando en el censo no están por el gusto, es un trabajo. Nuestro supervisor está en las mismas condiciones. Cuando llamamos al número que nos dieron solamente nos preguntan por nuestra cédula, estoy llamando hasta dos veces al día a ver si han depositado y nada”, detalló Suero.

De igual forma, John Ortiz y Rodolfo Morillo, el primero supervisor en el sector Gazcue del D.N, manifestó que se existe en su equipo y con otros campañeros un descontento con relación a las dietas que no fueron depositados a los empadronadores.

En ese sentido, Morillo expresó que: ‘’La ONE debió depositar a todo el mundo por igual, porque tengo entendido que depositaron a algunos supervisores mientras que los empadronadores no tienen un «chele» para pagar transporte y comer durante los días de trabajo’’, dijo.

De su lado, Ortiz afirmó que a su cuenta fueron depositados RD$3,200 pesos de casi 7 mil que debían depositar como pago del entrenamiento y por los días de dieta hasta el momento.

Asimismo, en la urbanización El Cacique, un empadronador que no quiso revelar su identidad dijo que no ha recibido la dieta por parte de la ONE y reveló que aunque en su caso, vive cerca del bloque asignado no es así para sus compañeros, quienes tienen que trasladarse desde otros sectores de la capital y comprar almuerzos durante las jornadas laborales.


Más de cuatro equipos de la ONE fueron consultados en terreno por este medio en el polígono central, diseminados en los distintos residenciales y urbanizaciones del Distrito Nacional.

About Author

Diario del País