Cuidado personal: Termina la cuarentena con un rostro más sano

Son días extraños. Nun­ca antes tuvimos tanto tiempo para dejar des­cansar el rostro de la obstrucción por maqui­llaje, la contaminación del am­biente o los efectos de los rayos ul­travioletas. Pero la piel no solo se deteriora por abuso de estos fac­tores, el estrés y los cambios de estado de ánimo que genera el encierro, además de la continua exposición al alcohol y jabón para protegernos del coronavirus, pue­den provocar deshidratación en manos y rostro.

Para conocer cómo remediarlo, LISTÍN DIARIO consultó a la doc­tora Erika Barroso, especialista en Medina Estética y Antienveje­cimiento. “La cuarentena ha sido un evento inesperado. Esta situa­ción provoca emociones relacio­nadas con el temor al contagio, el confinamiento y la incertidumbre económica, afectando negativa­mente los sistemas fisiológicos del cuerpo”, explica.

La experta sostiene que en es­te contexto la ansiedad y el es­trés se convierten en una especie de detonante. “Un sistema neuro­transmisor en el cerebro, especí­ficamente el hipotálamo recibe el estímulo de amenaza y activa una cascada de eventos fisiológicos que terminan en la estimulación de la glándula suprarrenal para secretar mayor cantidad de corti­sol positiva en diferentes mecanis­mos de regulación del cuerpo en niveles normales”.

“Pero este aumento del corti­sol – agrega Barroso – acelera el envejecimiento celular y afecta la funcionabilidad de la célula, lo que provoca alteraciones como la disminución en la síntesis de colágeno y elastina, destrucción de ácido hialurónico o disminu­ción de la circulación sanguínea, ocasionando deshidratación, re­sequedad, enrojecimiento, au­mento de la secreción de grasa, e incluso activación de diferentes afecciones dermatológicas como herpes, rosácea, psoriasis, der­matitis o acné”.

Para ampliar esta noticia: Click aqui

About Author

Listín Diario

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *