Fondo Paper
Portada

Bayer pagará US$2.250 millones a hombre con linfoma no Hodgkin causado por Roundup

4:30 am febrero 1, 2024 2 min de lectura
Compartir
103 Visitas

La multinacional de agroquímicos Bayer ha sido condenada a pagar una suma de u$s2.250 millones a John McKivison, un hombre de 49 años que desarrolló cáncer, el cual atribuye al uso prolongado del herbicida Roundup. El veredicto unánime, emitido por un jurado popular en Filadelfia, acusa a la subsidiaria Monsanto de negligencia y de no informar adecuadamente sobre los riesgos asociados a su producto.

El jurado dictaminó que Monsanto, una empresa adquirida por Bayer en 2018, no advirtió a los consumidores sobre los peligros del glifosato, componente de su herbicida Roundup. «La indemnización por daños punitivos del jurado envía un mensaje claro de que esta corporación multinacional necesita un cambio de arriba a abajo», expresaron los abogados de McKivison, Tom Kline y Jason Itkin.

Bayer, que adquirió Monsanto por u$s63 mil millones, enfrenta numerosas demandas que suman más de u$s10.000 millones, a pesar de que en 2020 acordaron pagar aproximadamente esa cifra para resolver decenas de miles de demandas relacionadas con el linfoma no Hodgkin, causado presuntamente por Roundup. Aunque Bayer no ha admitido ninguna mala conducta, la acumulación de casos contrarios a sus intereses plantea desafíos significativos para la empresa.

Las acciones de Bayer cayeron hasta un 5% tras el fallo adverso, lo que subraya el impacto financiero y de reputación que este juicio tiene para la compañía. En respuesta al fallo, Bayer declaró que apelará la decisión y la calificó de «excesiva e inconstitucional», argumentando que el veredicto «entra en conflicto con el peso de la evidencia científica y las evaluaciones regulatorias globales» que, según la empresa, no clasifican al glifosato como cancerígeno.

Sin embargo, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasificó al glifosato como «probablemente cancerígeno para los humanos» en 2015, aunque otros organismos como la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y la Comisión Europea han emitido evaluaciones que no vinculan directamente al glifosato con el cáncer.

La controversia en torno al glifosato y los productos de Roundup continúa, a medida que Bayer lucha por defender la seguridad de sus herbicidas mientras maneja las consecuencias legales y financieras de las demandas en curso.