Fondo Paper
Portada

Ayuda internacional continúa fluyendo a Turquía y Siria

8:56 am febrero 11, 2023 4 min de lectura
Compartir
153 Visitas

 Desde Alemania a China, desde Honduras a Rusia, la ayuda para los damnificados por el devastador terremoto que sacudió la zona fronteriza entre Turquía y Siria y que ha causado ya más de 20,000 muertos sigue fluyendo.

Incluso Estados Unidos ha levantado sus sanciones financieras contra el régimen sirio para permitir la llegada de donaciones.

Tras un envío masivo de ayuda en un primer momento hacia Turquía, en las últimas horas está llegando también a Siria, donde el conflicto bélico que padece este país desde hace casi doce años ha dificultado el despliegue de equipos de rescate y la distribución de alimentos, medicinas, tiendas de campaña, ropa y otros suministros.

La ONU confirmó desde Ginebra que ya son dos los convoyes con ayuda humanitaria -el segundo de ellos, integrado por catorce camiones- que han llegado al noroeste de Siria, la zona más afectada por los terremotos y donde se reúnen los grupos rebeldes al Gobierno de Damasco desde hace años.

Los vehículos, con cargamentos no alimentarios para unas 16,000 personas, cruzaron la frontera turco-siria utilizando el único paso fronterizo abierto y atravesando una carretera muy dañada por los movimientos sísmicos hasta llegar a la ciudad de Idlib.

La Organización Internacional para las Migraciones tiene previsto enviar más materiales de emergencia “lo antes posible”, se informó.


La directora del Programa Mundial de Alimentos para Oriente Medio, Corinne Fleischer, ha añadido que, gracias a las reservas disponibles en la zona, por el momento se ha conseguido distribuir alimentos a unas 43,000 personas y espera poder hacer lo mismo con otras 100,000, pero ha pedido la “apertura urgente” de más pasos fronterizos entre Turquía y más operaciones de cruce de líneas desde el área controlada por el Gobierno a la de los rebeldes.

La situación es tan dramática que el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha suspendido temporalmente algunas sanciones contra el gobierno sirio, hasta finales del mes de julio, para permitir transacciones económicas con fines humanitarios.

Además, Washington ha anunciado que aportará 85 millones de dólares en ayuda humanitaria en los dos países afectados a través de su agencia para el desarrollo internacional, USAID, que colabora con organizaciones humanitarias desplegadas sobre el terreno. Rusia ha confirmado que un primer avión de sus Fuerzas Aeroespaciales con más de 20 toneladas de ayuda humanitaria ha llegado a Siria, mientras el ministro de Defensa de Alemania, Boris Pistorius, calificaba la operación humanitaria como “un gigantesco esfuerzo logístico”, antes de comprometerse a volar “el tiempo que haga falta y mientras se pueda entregar material”, como las 50 toneladas de ayuda que partieron ayer de la base de Wunstorf (Baja Sajonia) a bordo de tres aviones A400 de su fuerza aérea.

De todo un poco


Otros países envían también expertos en rescate para buscar supervivientes entre los escombros, como Honduras, que ha comisionado un equipo de expertos en desastres naturales a Turquía, y la Autoridad Nacional Palestina, que ha distribuido 30 socorristas en Turquía y 43 en Siria.

La ayuda puede ser también diplomática, como la anunciada por el presidente tunecino Kais Saied que ha confirmado el restablecimiento de los lazos diplomáticos con Siria, con la que rompió relaciones en 2011, y el envío de un avión militar con un equipo médico a bordo.

Rescatan con vida a madre y sus dos hijos

Beirut. Una madre y sus dos hijos, de 22 y 24 años, fueron rescatados con vida en la localidad de Jableh, en la costa de Siria, después de permanecer casi cinco días bajo los escombros tras el terremoto que azotó el país árabe.

La agencia de noticias oficial siria SANA dijo que Nur, una mujer de 60 años, y sus hijos Ibrahim y Rauyia, de 22 y 24, “fueron rescatados de debajo los escombros cinco días después del terremoto” en la localidad de Jableh, en la provincia de Latakia.

Estas tres personas fueron milagrosamente encontradas con vida durante una operación de desescombro de un edificio por parte del Ejército sirio y la Media Luna Roja siria, según SANA.

La agencia agregó que hasta el momento también han encontrado cinco cadáveres de debajo los escombros del mismo edificio, que fue completamente destruido por los terremotos con epicentro en Turquía.

Asimismo, otras 13 personas que se encontraban en ese mismo bloque siguen desaparecidas.

Latakia, junto con Hama, Tartús y algunos puntos de Alepo e Idlib, son las zonas bajo el control del Gobierno sirio del presidente Bachar al Asad que han sido más afectadas por los sismos.