Argentina sufre de más, pero sobrevive a Holanda por penales

Como hace ocho años, Argentina otra vez mandó a casa a Holanda por penales en una Copa Mundial.

Con el arquero Emiliano Martínez como héroe, la Albiceleste venció 4-3 por la tanda de penales tras empatar 2-2 en tiempo extra el viernes por los cuartos de final. Por la misma vía, los sudamericanos habían despachado a la Oranje en las semifinales del Mundial 2014.

La Albiceleste jugará la semifinal ante la vigente subcampeona Croacia, que más temprano le ganó 4-2 Brasil en la tanda de penales.

El arquero argentino atajó de inicio los tiros de Virgil van Dijk y Steven Berghuis, mientras que Lautaro Martínez definió el pleito a favor de los argentinos.

Los sudamericanos habían logrado una ventaja de dos goles, pero un doblete del delantero Wout Werghorst llevó el duelo al tiempo extra.

Al final de un primer tiempo sin peligro en las áreas, Argentina abrió el marcador con una asistencia de Lionel Messi al lateral Nahuel Molina. El jugador del Atlético de Madrid le ganó el cuerpo a cuerpo al capitán van Dijk y definió con la punta del botín derecho en el estadio Lusail, otra vez con amplia mayoría de fanáticos albicelestes.

El capitán argentino amplió de penal a los 73 minutos tras una infracción de Denzel Dumfries sobre Marcos Acuña. Con este tanto, Messi llegó a los diez goles en mundiales y alcanzó el récord del delantero Gabriel Batistuta como máximo artillero argentino del certamen.

Pero Werghorst, que había ingresado por Memphis Depay a los 78 minutos, devolvió a Holanda a la vida. El gigante de 1,97 metros descontó con un cabezazo picado a los 83 y en el último minuto del tiempo adicional recibió la pelota en el área chica tras un tiro libre por debajo de la barrera y de media vuelta marcó el 2-2.

About Author

Diario del País