Fondo Paper
Portada

11 alimentos ricos en flavonoides para cuidar la próstata

10:33 pm julio 2, 2023 6 min de lectura
Compartir
183 Visitas
  • Los flavonoides son pigmentos naturales presentes en numerosos alimentos vegetales y que han sido relacionados en numerosos estudios con la prevención del envejecimiento y el daño celular causado por rayos ultravioleta, químicos o contaminación. 
  • Aunque todavía falta evidencia científica concluyente, varios estudios sugieren que los flavonoides pueden tener propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que contribuyan a la prevención del cáncer.

Cuidar de la próstata es indispensable: los datos de incidencia de cáncer en España obtenidos por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y ANCAP en el año 2020 registraron 33.341 casos de cáncer de próstata y 6.112 fallecidos por este motivo, situándose como el primer tumor más frecuente en hombres.

El estilo de vida saludable es indispensable para la prevención del cáncer de próstata: tener una dieta equilibrada, hacer ejercicio de forma regular, dejar de fumar, no consumir alcohol o acudir al urólogo con frecuencia para hacerse revisiones prostáticas —especialmente a partir de los 45/50 años— son puntos clave.

Algunos estudios sugieren que los flavonoides pueden tener propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, lo que podría contribuir a la prevención del cáncer. Otros estudios en laboratorio y en modelos animales han comprobado que los flavonoides pueden inhibir el crecimiento de células cancerosas.

¿Qué son los flavonoides? Se trata de un grupo de fitonutrientes presentes en muchas frutas, verduras y especias. Existen hasta 6.000 y son esenciales para prevenir el envejecimiento, reducir el riesgo de enfermedades crónicas o ayudar con la formación de colágeno. Son pigmentos naturales que protegen de rayos ultravioleta, polución ambiental o químicos cancerígenos.

Dado el papel preventivo y protector frente al cáncer que tiene la dieta, existen diferentes alimentos ricos en flavonoides que pueden ayudar contra el cáncer de próstata. Además, se recomienda una dieta baja en las grasas saturadas de lácteos y carnes rojas, aunque rica en grasas saludables como los ácidos grasos omega-3 de pescados, semillas, aguacate o aceite de oliva.

También conviene evitar procesados, embutidos, cereales y harinas refinadas, azúcares añadidos, y apostar por una correcta hidratación. A su vez, la dieta debe ser abundante en frutas, verduras, alimentos ricos en fibra, cereales integrales y legumbres. Los alimentos de origen vegetal, como la fruta y la verdura, reducen los niveles de antígeno prostático específico (PSA) hasta en un 4%. 

El riesgo de cáncer de próstata se reduce en los hombres que consumen al menos 28 raciones de verduras a la semana, en comparación con los que consumen 14 raciones o menos a la semana, según News Medical.

Las verduras crucíferas, como el brécol y la coliflor, también podrían ser beneficiosas: un estudio publicado en Science Daily demostró que los hombres que consumen 3 o más raciones de verduras crucíferas a la semana tienen un 41% menos de riesgo de cáncer de próstata que los que consumen menos de una ración a la semana.

Alimentos ricos en flavonoides buenos para tu próstata

Bayas

Según WebMD, todas las bayas contienen flavonoides, pero algunas variedades son más potentes que otras.  Las moras son especialmente potentes, ya que incluyen los 6 tipos de flavonoides. Los arándanos, las cerezas y las frambuesas también contienen todos los flavonoides. Las fresas tienen cantidades moderadas de antocianinas.

Lombarda

Otra gran fuente dietética de antocianidinas es la col lombarda, cuyos compuestos antioxidantes tienen efectos protectores contra el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y los trastornos cognitivos relacionados con la edad.

Cebollas

Las cebollas son una gran fuente de flavonoles, que pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata. Pero también son ricas en vitamina C, vitamina B6, potasio, ácido fólico, azufre, antioxidantes y ciertos fotoquímicos. Se recomienda incluirlas todos los días en la dieta. 

Col rizada

Otra gran fuente de flavonoides es la col rizada, una potente crucífera famosa por sus propiedades anticancerígenas. 

Perejil

Esta hierba fresca tan imprescindible en la dieta mediterránea contiene más de 130 miligramos de flavonoles por gramo. Además, otros beneficios del perejil son su cantidad enorme de vitaminas como la C, la A y la K, el cuidado de la piel y de los huesos, la mejora de las digestiones o la protección del corazón. 

Bebiendo infusiones puedes completar la ingesta de flavonoides en tu dieta: los tés verde, oolong y negro contienen altos niveles de estos antioxidantes, estudiados por sus beneficios para la salud cardiovascular y cognitiva.

Chocolate negro

Un estudio publicado en Science Direct destaca que el chocolate negro derivado de la planta del cacao es una fuente rica en flavonoides. A estos se les han atribuido efectos cardioprotectores, que incluyen propiedades antioxidantes o inhibición de la actividad plaquetaria. Además, el chocolate es rico en zinc, cuyo déficit puede aumentar el riesgo de sufrir cáncer de próstata hasta en un 50%.

Frutas cítricas

Los cítricos como las naranjas, los pomelos, las mandarinas, los limones y las limas contienen flavanonas, compuestos vegetales saludables. También son muy ricos en vitamina C, relacionada con la protección de la glándula prostática.

Soja

La soja, presente en el edamame, tofu, tempeh o la salsa de soja, es la mejor fuente de isoflavonas en tu dieta, estudiadas debido a su poderosa protección contra varios tipos de cáncer como el de mama, ovarios, próstata y testículos.

Manzanas

Recuerda el dicho: «one apple a day keeps the doctor away». Las manzanas son ricas en flavonoides, especialmente en quercetina, que se ha relacionado con beneficios para la próstata.

Uvas y vino tinto

Las uvas y el vino tinto contienen flavonoides, como el resveratrol, que se ha estudiado por sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios. En un (controvertido) estudio publicado en Clinical Epidemiology, los bebedores moderados de vino tinto tuvieron una significativa disminución del 12% en el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Fuente: businessinsider.es